Mantenimiento de diversos textiles del hogar

La decoración del hogar sí que requiere mantenimiento. Y cuando hablamos de textiles decorativos nos referimos a cortinas, manteles, toallas, ropa de cama, el sofá y los cojines, por nombrar los más básicos. En este artículo queremos ayudarte y facilitar el trabajo de mantenimiento de cada una de estas piezas, así que presta mucha atención.

Las cortinas

Una de las piezas que más trabajo de mantenimiento nos dan. Cada vez que limpies la casa recuerda quitar el polvo que suele acumularse en ellas. También debes lavarlas cada cierto tiempo; debes tener cuidado al momento del lavado dependiendo del tipo de tela o material con el que estén elaboradas. También puede ser una opción llevarlas a la lavandería, donde les darán todos los cuidados necesarios.

Los manteles

Uno de los más usados en casa, pues nos ayuda a cuidar la superficie del comedor, pero sí que sufren los pobres. Manchas de diversos tipos están a la orden del día, así que es buena idea tener varios manteles. Y si se trata de una ocasión especial, debes saber cómo planchar manteles para que luzcan elegantes. Los manteles deben ser lavados a mano, y en el caso de las manchas lo ideal es dejarlas en remojo con agua y jabón antes de proceder al lavado, para evitar dañar los tejidos, bordados u otros accesorios que por lo general suelen traer.

Las tollas

Una de las prendas más usadas a diario. Lo ideal es tener una toalla de cuerpo, una para manos y otra para el rostro, y todas deben tener el mismo cuidado. Aunque las puedes meter a la lavadora asegúrate de usar la cantidad adecuada de suavizante, para no contrarrestar su absorción. Lavarlas solas también es una buena recomendación para su máximo cuidado.

La ropa de cama

A todos nos gusta una cama suave y con un olor agradable para descansar, de allí la importancia de mantener en buen estado la ropa de cama. Es importante sacudirla con frecuencia para eliminar el polvo. Las sábanas se pueden planchar húmedas para lograr eliminar mejor las arrugas. Si dispones de secadora puedes meterlas dobladas; te ahorras el trabajo de planchado. Los edredones deben lavase en el nivel suave para evitar dañar su acolchado.

El sofá

Esta parte de los textiles es una de las que más suciedad puede acumular y las más tediosa para limpiar. La aspiradora será tú aliada; retira los respaldos y asientos, así podrás aspirar a fondo y te sorprenderá la cantidad de sucio que conseguirás. Según el tipo de sofá podrás lavar las fundas en la lavadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.