Preguntas Frecuentes

¿Qué incluye el servicio de la doula?

La doula puede ofrecer distintos tipos de acompañamiento según las necesidades de la madre.

Si se trata del acompañamiento durante el parto incluye, como mínimo, dos entrevistas prenatales (generalmente en el tercer trimestre del embarazo), soporte telefónico desde la semana 38, el acompañamiento desde el inicio del trabajo de parto hasta el nacimiento del bebé (siempre con el personal sanitario de referencia correspondiente), y dos visitas posparto, dentro de la primera semana.

Si se trata de un acompañamiento durante el posparto se realizarán encuentros a domicilio, con frecuencia y duración acorde con las necesidades de cada caso y durante unos 15 días aproximadamente.

Esta propuesta es flexible y está siempre sujeta a las necesidades de cada madre y a los acuerdos entre ella y su doula.

* ¿Quién reemplaza a la doula, llegado el momento del parto, si le surge un imprevisto?

No es posible tener ninguna certeza sobre el comienzo exacto y el desarrollo de un trabajo de parto; por eso las doulas suelen tener prevista esta situación y habitualmente se coordinan con alguna compañera para que la sustituya si se presenta la necesidad.

* ¿El sistema sanitario público en Cataluña, contempla la figura de la doula?

El sistema de atención al parto en los hospitales de Cataluña no reconoce, hoy por hoy, la figura y la tarea de la doula, aunque su conocimiento se va extendiendo y depende, en gran medida, de cada equipo médico concreto el hecho de que sea mejor o peor aceptada. Cada centro hospitalario, además, se rige por su propio protocolo y se puede acoger al estricto cumplimiento de esa normativa.

* ¿En un parto hospitalario, se acepta el acompañamiento de una doula? Y si no me permiten contar con ella, tendré que elegir entre la doula y mi pareja?

El sistema de atención al parto de los hospitales en Cataluña suele admitir un único acompañante que elige la madre, sin especificar el vínculo entre ambos.

La rigidez o flexibilidad de esa norma depende de cada centro hospitalario, habiendo algunos que se limitan a aceptar solo un acompañante (en tal caso, la madre debe elegir), y otros centros que aceptan la compañía de más de una persona, mientras el proceso se desarrolle favorablemente.
Es importante informarse de antemano acerca del protocolo de cada hospital, para poder prever varias posibilidades puesto que no es recomendable añadir el estrés de ese tipo de decisiones en el último momento.

La función de la doula no se limita al momento del parto, sino que es más completo, tanto antes como después. En caso de que no la dejen entrar a la sala de partos, seguramente se puede quedar esperando en una sala cercana a que el parto haya terminado, de modo que mientras la madre desee su acompañamiento, la doula se ausentará exclusivamente cuando se le indique, para regresar en cuanto sea posible.

* ¿En un parto domiciliario o en Casa de Partos, se acepta el acompañamiento de una doula?

En un parto en casa, la mujer es quien toma todas las decisiones que conciernen al desarrollo de su parto, salvo las estrictamente médicas que deba tomar la comadrona o ginecólogo/a. El acompañamiento de una doula, por tanto, es decisión de la madre y de la pareja y éstos deben considerarlo conjuntamente con la contratación de la comadrona que asistirá el parto.

En una Casa de Partos, la presencia de una doula es generalmente comprendida y aceptada como parte del apoyo que desea la madre, y en algunos casos disponen de ellas de forma integrada en el equipo o colaboran con doulas habitualmente.
* Tengo comadrona, ¿necesito también una doula?

La doula y la comadrona cumplen dos roles diferenciados con características propias, que no se contraponen ni se excluyen, sino que se complementan, pero jamás se sustituyen.

* Tengo doula ¿necesito también una comadrona?

Absolutamente sí, la comadrona es necesaria en todos los casos para el parto en sí mismo y es la profesional capacitada para atenderlo.

En caso de dar a luz en el hospital se dispondrá del personal sanitario correspondiente.
Foto cedida por Maria Prestamo, lapelaia(@)hotmail.com

* ¿Cuáles son las competencias de la doula? ¿Puede escuchar los latidos del bebé, o practicarme un tacto?

Las competencias de una doula básicamente consisten en el acompañamiento emocional, amoroso y continuo de la madre durante su trabajo de parto y/o durante el puerperio inmediato, en su domicilio.

No es competencia de la doula realizar ningún diagnóstico, controles médicos de ningún tipo (como realizar tactos, escuchar latidos, suministrar medicamentos), ni maniobras físicas o intervenciones, ni consejos de tipo médico o sanitario, aunque sea una profesional sanitaria.

Las doulas que pertenecemos a Doulas Barcelona nos regimos por el código ético que se puede consultar en esta misma página.

* ¿Puede darse el caso de que mi compañero sienta recelo ante el acompañamiento de la doula en el parto y con su presencia continuada en nuestra casa, durante el posparto?

El objetivo de disponer de una doula es para facilitar las cosas. Es por ello que debe clarificar su rol con tal de que la pareja comprenda que en ningún caso quedará sustituido.

La figura de la doula a menudo es muy bien recibida por la pareja, ya que puede disfrutar con más tranquilidad del nacimiento de su bebe y del parto de su mujer.

Es importante que las decisiones referentes al parto y al posparto inmediato sean tomadas de común acuerdo por la pareja, aunque la madre debería contar con el máximo respeto a sus necesidades en todo momento.

La doula se integra en algo tan íntimo como el proceso de un parto y en el frágil equilibrio familiar de los primeros días tras el nacimiento del bebé, y su acompañamiento amoroso y discreto a la madre y a los demás miembros de la familia suele aportar serenidad, contención y confianza en todos ellos.

* Si no voy a tener un parto fisiológico porque prefiero un parto medicalizado estándar, ¿puedo tener una doula?

Sí, porque el acompañamiento de una doula está relacionado con lo que la mujer necesita o quiere para su parto, y no con un tipo de parto determinado o una ideología acerca del estilo de maternidad o de crianza.

* Si ya sé que tendré un parto por cesárea, ¿tiene sentido tener una doula?

Sí, porque el acompañamiento de una doula no se limita a una forma determinada de parto, ni se ciñe a un único tipo de opción, sean cuales sean los motivos que la sustente, médicos o personales; la doula acompaña a toda aquella mujer que lo desee y lo necesite, para que su vivencia sea lo mejor posible, tanto para ella como para su bebé.

Asociación de Doulas de Cataluña

Las doulas registradas endoulascat.org  tenemos en común una formación básica sobre embarazo, parto fisiológico, recuperación física de la madre, cuidados posnatales y acompañamiento psicoemocional de la mujer puérpera.